jueves, 29 de septiembre de 2011

Un sueño revelador

Ya sabéis que estamos estoy dándole vueltas a la cabeza con tener otro hijo. Bueno, esta entrada no va de eso, prometido, pero creo que es lo que ha influido en el sueño que os quería contar.
Creo que le pasa a todo el mundo que es súper difícil explicar bien un sueño, porque hay cosas muy reales, otras parecidas, y otras que es como esto pero diferente y no sé qué. En fin, que voy a intentar explicároslo sucintamente, pero bien.
Resulta que en mi sueño estábamos embarazados de nuevo, pero el que llevaba al bebé en el vientre era… ¡mi marido!
Os lo aseguro que era todo extremadamente real. Yo estaba ocupada con algo y de pronto me avisan o me entero de que se ha puesto de parto. ¡Qué emoción! Al principio me dicen que va a ser un niño, y me acuerdo pensar “ya sabía yo que si teníamos un tercero seria otro niño”, pero después resulta que estoy en el parto y cuando nace el bebé es una réplica exacta de mi chiquitina, y me pongo súper contenta de que sea una niña J
Lo mejor de todo es que en el sueño estoy medio alucinada de que sea mi marido el que está embarazado y dando a luz, en vez de yo. Y no por las razones obvias, es decir, que es imposible, sino alucinada porque creyéndomelo por completo, me siento excitadísima porque:
·         No estoy exhausta después del parto
·         Las hormonas no me están jugando ninguna pasada
·         Me encuentro genial y fuerte tanto física como anímicamente
Es decir, que estoy pletórica, con unas ganas de coger al bebé increíbles y empezar a ocuparme de él (bueno, de ella).
Y esto me ha tenido pensando largo y tendido sobre cuán distinto es convertirse en mamá o papá. Vamos a ver, que no digo que no sea un cambio radical para ambos, pero que en los primeros meses las mamás tenemos una carga física y emocional extra ENORME. A mí me ha encantado estar embarazada en ambas ocasiones y dar a luz es un subidón increíble y que además te nace un instinto maternal/protector precioso y evidentemente muy útil y naturalmente sabio.
Pero chicas, que ahora que lo he “vivido”, que gozada eso de que te den al bebecito ya todo hecho, qué gozada no tener las hormonas alteradas, que gozada sentirte físicamente igual que el día anterior al parto… En fin, que yo en mi próxima vida ¡me pido ser hombre!

Besos y abrazos J

martes, 27 de septiembre de 2011

“Eclipse” (Stephenie Meyer)


Uf, ¡madre mía! pues aquí sigo con la saga. De este me han encantado dos partes: cuando Bella intenta convencer a Edward de acostarse juntos (Compromiso), y cuando están Bella, Edward y Jacob en la tienda de campaña y Jacob y Edward tienen una conversación muy sincera (Fuego y Hielo). Ha habido momentos en esos dos capítulos en los que ¡me he reído con ganas!
Bueno, pues ya solo me queda el último…

jueves, 22 de septiembre de 2011

Mamá, quiero ser artista

Resulta que la profe de mi chiqui toca la guitarra. Si, si, que parece que todas las mañanas les da los buenos días (bueno, los “bonjour”-es) a los niños ¡al son de las cuerdas! Mi chiqui está emocionada, ¡le encanta-le encanta-le encanta (j’adore mama)! Así que, cuando le dije que tenemos una guitarra en casa, de cuando su padre era mozo y seguía clases, con sueños de convertirse un “pop-ero” ligón, sueños que nunca se realizaron (lo de “pop-ero”, que lo de ligón un rato, jajaja), pues a ella se le salían los ojos de las orbitas.
Ahora tenemos la guitarra en el salón de casa, y hay que sacarla de la funda todas las mañanas para que la pequeñaja le de un poco a las cuerdas antes de salir pitando pal cole (donde recibirá puntualmente una nueva sesión de buenos días musical, ¡bien sûr!)
Entre esto y las clases de música, ¡creo que ya tenemos regalo de navidad encargado!
Además, lo mejor de todo esto es que, sumado a que el otro día vio unos patines de línea por la televisión, lo que me llevo a informarle de que papá y mamá tienen patines de línea, y a enseñárselos en carne y hueso (bueno, en bota y ruedas), con la correspondiente salida de orbitas de los ojillos de la interesada (mas apertura de boca), la chiqui últimamente se piensa que tiene los padres MAS “COOL” del mundo mundial y me mira con unos ojos de admiración… mejor que cualquier aumento de sueldo!
Besos y abrazos J

PS: Amo la lengua española, que te permite hacer frases largas como un parágrafo sin punto seguido alguno (esto en inglés es un “no-no”)

lunes, 19 de septiembre de 2011

¡Música maestro!

Este fin de semana hemos probado dos cursos diferentes para la chiquitina. Ahora que ya es más mayor, los fines de semana pueden hacerse un poco largos, sobre todo ahora que entra el otoño/invierno y hay menos posibilidades de hacer cosas fuera.
El caso es que siempre he pensado que quería que mis peques tengan la oportunidad de desarrollar hobbies tanto en el plano artístico como deportivo, así que el plan es que puedan “elegir” actividades en estos dos campos (por supuesto, siempre y cuando ¡les apetezca!)
Total, que encontré dos cursos que podían ser interesantes, para que ella eligiera uno de los dos.
1.       El primero era danza, bueno, una especie de curso para enseñar a los más pequeños a tener ritmo, tomar algunas nociones sobre ballet, etc. Este lo hicimos el sábado por la mañana. Es una academia que está al lado de casa. Llegamos bien a tiempo, nos instalamos y además los papás podíamos quedarnos a mirar (y admirar) las piruetas de nuestros pequeños. Pues bien, eran TODAS niñas, la mayoría con tutus y todo, muy guapas todas, muy rositas todas… en fin, un poco “exagéré” J La profe una jovencita encantadora y que sabía manejarlas muy bien.
2.       El segundo era de música. Básicamente enseñarles a los niños ritmos, música clásica, dejarles descubrir diferentes instrumentos, etc. Este era el domingo y había que ir en coche. Me perdí, no encontraba la calle, después no encontraba donde aparcar… Total, que llegamos con ¡20 minutos de retraso! En este eran TODO niños. La profe una señora muy amable que además habla español perfecto porque está casada con un argentino J En este curso los papás no pueden estar presentes (lo cual entiendo perfectamente porque es cierto que participan peor si les estamos mirando, jejeje)
Bueno, pues, “adivina, adivinanza”, ¿qué curso le gusto mas a mi chiquitina?
Prueba fotográfica del curso de baile (del de música no tengo)
Si, lo habéis adivinado, a mi chiqui el curso de baile no le ha gustado ¡nada! Me parto con ella, la tía mas pancha que nadie no hizo ni “p” caso a la profe y no se implicó en absoluto. Que había que tumbarse boca abajo, pues ella sentadita. Os lo digo que me estuve riendo durante toda la clase… Cada vez que me miraba (con una cara como si la estuviéramos haciendo pasar por una tortura), yo intentaba animarla con gestos para que hiciera lo que las otras niñas, pero en el fondo me encanta que tenga su carácter y que si no le gusta, pues narices, no le gusta ¡y punto!
El de música, yo ya le dije que si no le gustaba tampoco, que no pasaba nada. Pero qué va, este sí que le ha gustado, me ha pedido que quiere volver (incluido esta mañana, “al cole de música”) y la profe también parecía satisfecha. Me dijo que como había llegado tarde le había costado meterse en ambiente, pero que había estado muy atenta y que a ella le daba la impresión de que acabaría pasándoselo muy bien.
Así que, decidido, a partir de ahora los domingos habrá clase de música, ¡maestro!
Besos y abrazos J

jueves, 15 de septiembre de 2011

"New Moon" (Stephanie Meyer)


Chicas, que ¡ya me lo he cepillado! Y debo de ser la única, pero me ha gustado tanto como el otro, distinto, pero ¡me ha entretenido igual! Sigo pensando que no es nada del otro mundo, que no es que esté súper bien escrito, ni que tenga mucho merito, ni nada… pero el caso es que son súper entretenidos, la historia sigue siendo original y sin demasiadas lagunas (¿? ¡”gaps” en inglés!) ideales para ir en el metro/tren, y para cogerlos y dejarlos en cualquier momento.
Así que ahí sigo… ¡menos mal (o no) que solo hay cuatro!

Sola en casa

Vaya, normalmente por mi trabajo soy yo la que viajo más a menudo que mi marido, pero esta vez me ha tocado a mi quedarme en casa mientras él descubre nuevos horizontes.
Hay muchas implicaciones en esta situación:
1.       Me ocupo sola de los niños, es decir, entretenerlos sola, bañarlos sola, alimentarlos sola, ponerlos a dormir sola, levantarlos sola, prepararlos para la guarde y el cole sola, dejarlos a tiempo en sus respectivos lugares sola… Vale, creo que os hacéis una idea.
2.       Me ocupo de mi misma sola: entretenerme sola (esta es fácil, ¡viva los libros!), alimentarme sola (muy fácil pero mucho más aburrido), dormir sola…
Y a lo que voy es a que aun sintiéndome perfectamente capaz de hacer todo esto por unos días, aun contando con la ayuda de mis peques que ya van entendiendo que cuando esta solo uno de nosotros con ellos tienen que ser un poquito más flexibles en las rutinas y ayudar, aun incluso sintiéndome tan orgullosa de arreglármelas tan bien con todo el jaleo…
…. ¡es duro! Echo muchísimo de menos a mi germano, no duermo bien porque no le tengo a mi lado (y por el sentimiento de que tengo toda la responsabilidad sobre la casa y los dos peques, aunque cuando él está allí no me importe a mi ocuparme más de ellos por la noche si necesario…) y ¡le echo mucho en falta para estar totalmente feliz!
Germanito mío, ¡qué ganas de tenerte de vuelta el viernes por la noche!
Besos y abrazos J

lunes, 12 de septiembre de 2011

La amistad

¿Os acordáis de vuestros amigos del colegio? Sí, yo también, aunque no me acuerdo de los que tenia a los tres años en maternal, la verdad…
Ahora veo a mi chiquitina con su mejor amigo, que se quieren y se compenetran tan bien, y pienso qué triste si algún día esto se perdiera de la memoria… El caso es que se conocieron en la guardería, y aunque ahora van a colegios distintos, hemos trabado una gran amistad con sus padres, y nos seguimos viendo súper a menudo, sin ir más lejos este fin de semana.
Estuvimos el sábado por la tarde, que hizo buenísimo, en una granja de animales, y lo estábamos pasando tan bien, que al final se vinieron a cenar a casa (pasta carbonara, ummmmmmmm) para seguir un poco la fiesta (se fueron a las 9h30, así que ¡no os vayáis a creer! Que aquí hacemos horarios muy nórdicos, jejeje).
El caso es que la chiquitina se lo pasa pipa con él, se entienden a la maravilla, tienen el mismo ritmo, el mismo sentido del humor… Creo que es muy afortunada de ya tan pequeña ¡poder disfrutar de una relación así de bonita!
Además, él tiene una hermana pequeña que es de la misma edad que mi pocho (y están juntos en la guardería), y como podéis ver en la foto, también van para amiguitos…

No me digáis que no son para comérselos... Ya nos veo preparando una boda doble, ¡jejeje!
Besos y abrazos J

jueves, 8 de septiembre de 2011

Gajes del oficio (o de como una imagen vale más que mil palabras)

Si mi hermana tiene pelo largo y se puede poner coletas y horquillas… (ver prueba documental fotográfica numero 1)
Yo, con mi pelo recién cortadito, me pongo lo que puedo, ¡pero me lo pongo! (ver prueba documental fotográfica numero 2)

Gajes del oficio de hermano menor de una hermanísima!
Besos y abrazos J

martes, 6 de septiembre de 2011

“Twilight” (Stephanie Meyer)


¿Qué os puedo decir? Que no he tardado ni una semana en leérmelo, así que, aunque me cueste admitirlo, pues la verdad es que ¡me ha enganchado muchísimo! A ver, también hay una explicación, y es que es súper fácil de leer, no es que haya que pensar mucho, solo pasar las paginas e imaginar un poquito. Como evidentemente no he visto las películas (sino creo que ahora me parecería un rollo leer los libros sabiendo exactamente lo que va a pasar), no estoy muy influenciada, aunque reconozco que se me vienen a la mente los dos actores principales, sin que ninguno me guste demasiado, bueno, ella menos que él (jejeje), porque aunque es muy mona, me parece que siempre pone la misma carita cuando he visto algún anuncio. Bueno, que me desvío. A lo que voy, lectura fácil, historia entretenida, y lo mejor (o lo peor y más vergonzoso ¡según se mire!) es que me he sentido como una adolescente total ;-) Me temo que los siguientes me van a decepcionar un poco, pero bueno, de momento seguiré con “New Moon”, a ver qué tal porque ¡tengo todavía una lista enorme de libros para leer!

BlancOnieves “el enanito”

Erase una vez un cuento en el que no había madrastras ni brujas ni bichos malos, a no ser por el pequeño protagonista que a veces daba un poco de miedo.
Le llamaban BlancOnieves porque era muy palidito y hermoso como el que más, pero además porque le gustaba mucho comer manzanas… hasta tal punto que se las comía a grandes bocados evitando solo el rabito (nadie sabe exactamente porqué)

También le llamaban el enanito porque dormía en una cama muy pequeñita que hacia reír mucho a los que le rodeaban porque a las personas mayores, la parte más alta prácticamente no les llegaba ni al culete, así que lo veían muy divertido cuando se acostaba allí con sus muñecos.

Y colorín, colorado, ¡este cuento se ha acabado!
Moraleja: Pochito sigue creciendo ¡a pasos agigantados!
·        Está MONISIMO a pesar de que le tuve que cortar sus ricitos dorados, que ya casi ¡parecía una niña!
·        Está ESPABILADISIMO, cada vez parlotea más, imita todo lo que le decimos y le encanta comunicar.
·        Está GRANDISIMO, el tío come como una lima, 13kg y pico que pesa ya, tengo la espalda destrozada de jugar con él y…. este fin de ¡le pasamos a la cama “grande”!
·        Está CARIÑOSISIMO Y DICHARACHERO ¡como el que más! No he visto cosita más alegre y achuchable en mi vida…
¡Me lo como!
Besos y abrazos J

viernes, 2 de septiembre de 2011

¡Viva el fin de semana! Premios y juegos

¿A quién no le gustan los viernes? Hoy estoy especialmente contenta, porque estoy practicando “teleworking”, con lo cual iré a buscar a mi chiquitina recién salga del cole y después directa a por pocho para pasar una tarde tranquila y aprovechar el súper solazo que estamos teniendo y ¡solo durará hasta el domingo! Hoy papá no estará en casa, vuelve mañana por la tarde, y sin embargo, estoy deseando este tiempo entre los niños y yo, para ocuparme de ellos en solitario y pasar un buen rato J ¡A ver en qué acaba! (risas).
Bueno, pues además aprovecho para recoger una tanda de premios que tenía pendientes ¡desde el verano!
El primero me lo entrego la entrañable Quiteña bonita de “La historia de nuestra querida hijita”, y es el de “I raise a happy child!” O “Yo crio un niño feliz!” con la imagen de un hermoso monumento de la ciudad de Ibarra en Ecuador. WOW!! Qué ilusión recibir un premio desde tan lejos, gracias de nuevo preciosa!
También recibí este que me gusta muchísimo, se llama “Persona reversible”, por ser bella por dentro y por fuera… Buff, con lo cursi y sentimental que soy yo, pues ¡os podéis imaginar la ilusión! Además me llega de las manos de una de las mamas más dulces que conozco por la red, con tres polluelos PRECIOSOS (A, E y M), ¡graciasPor fin yo misma”!
Finalmente, me llego este premio “versatilidad” por partida doble, de manos de Fernando de “Mi princesa Lola” y Wendolin de “El mundo de Constanza”. ¡Muchísimas gracias a ambos! Para terminar de merecerlo, tengo que contar 7 cosas sobre mí… a ver:
1.       Me encanta el atún, fresco, en lata… Una de mis señas de identidad son las ensaladas de endivias y atún, ¡para chuparse los dedos!
2.       No puedo vivir sin libros.
3.       Mis animales preferidos son los felinos, me gustan grandes, medianos y pequeños (estos los que más, ¡qué no daría por poder jugar con un cachorro de tigre o león!)
4.       El sol me da vida, pero disfruto igualmente los días tristes de lluvia, me dan una especie de paz interior que me viene muy bien.
5.       No me considero una persona valiente, pero tengo mucha determinación y cuando me propongo enfrentarme a algo / superar un miedo, no hay quien me pare (¡aunque sufra!).
6.       Me encanta vestir de rojo, una chaqueta, un pañuelo, unas sandalias… aunque solo sea un detallito (unos pendientes chiquititos brillantes) es un color que me inspira y me alegra.
7.       Gracias a mis hijos estoy de nuevo retomando contacto con mi “yo niña” e intento ofrecerles todo aquello que a mí me hacia feliz cuando era pequeña (lo que implica sobretodo ¡muuuuuuuuuuuuuchos mimitos!)
Y para terminar, me apunto a jugar al “Topao 7”, por invitación de nuestro querido padre de 2+3, de “Diario de un padre estresado”. Tengo que elegir entre mis propias entradas…
·         La entrada más hermosa
·         La entrada más popular
·         La entrada más controvertida
·         La entrada más útil
·         La entrada cuyo éxito te sorprendió
·         La entrada que no recibió la atención que esperabas
·         Entrada de la que estás más orgullosa
¿Quedo muy mal si digo que todas? Es que he estado mirando y la verdad, ya solo tener el blog me hace muy feliz J
Bueno, espero no haberos aburrido demasiado, pero es que ¡lo tenía todo pendiente desde hace tanto tiempo!
Qué disfrutéis del fin de semana, besos y abrazos J